Comenzar de nuevo

Cuando una relación finaliza, generalmente pasamos por una etapa donde nuestras emociones toman las riendas de nuestra vida. 

 

Estamos de acuerdo en que el desamor hay que pasarlo, pero no hay que doblegarse a él, creyendo que la vida se termina ahí. Dónde finaliza una etapa de tu vida, comienza una nueva oportunidad, lo que ocurre es que no lo ves en esos momentos. Si no sabemos canalizar las emociones, éstas permanecen alojadas indefinidamente en nuestro cuerpo y en nuestra mente dejando sus secuelas.

 

¿Qué sucede entonces con nuestras emociones? ¿A dónde se van? …

Si no se transforma en acción, la emoción se queda en el cuerpo y en la mente. Cuando se queda en el cuerpo detenida tenemos reacciones fisiológicas inconsecuentes con la realidad, por ejemplo sentimos frío cuando en el ambiente no existe tal; nos duele el estómago cuando no hemos comido nada malo; o algo en la garganta nos molesta... en definitiva: Enfermamos, sin estarlo.

 

Nos llenamos de juicios cargados de resentimientos. Juicios sobre los otros, aquellos que parecen ser los provocadores de nuestro malestar, incomodidad o desasosiego. Esos juicios quedan ahí, parapetados en el silencio de la garganta, dan vueltas en nuestra cabeza como leones enjaulados y ocupan nuestra mente completamente sin dejarla pensar en lo que ocurre en el presente. Estos juicios están a cambio de acciones no realizadas. O dicho de otro modo, que construimos un juicio para evitar actuar.

 

"Lo que sientes, es lo que piensas". Esta es una frase que ayuda mucho recordarla, cuando estás en mitad de un proceso de desorden emocional. Si estás en pleno desamor, de nada te sirve alimentarte de recuerdos del pasado que te generarán unos pensamientos fantasmas y por tanto unos sentimientos latentes que te harán daño, porque no se corresponden con el contexto de la realidad.

 

Ante todo hay que liberarse de las emociones y sentimientos que nos mantienen atascados, es decir, eliminar la basura mental y emocional, por ello habremos de:

• Sentir el dolor

• Dejar surgir la emoción

• Observar la emoción

• Liberar la emoción

 

Formularse las siguientes preguntas, para ponernos en la meta de salida, y tomar acción ante nuestras emociones, es el primer paso de tu entrenamiento emocional:

• ¿Me gusta sentirme así? Fase de auto observación

• ¿Deseo liberarme? Fase de Intención

• ¿Estoy dispuesto a liberarme? Fase de disposición

• ¿Cuando estoy dispuesto a hacerlo? Fase de compromiso

 

La primera medida para superar el desamor es "querer superarlo", ponerse en acción y tener la voluntad de situarse en el punto de salida para llegar a un nuevo destino, que se llama "volver a ser feliz". Que esto cuesta mucho trabajo; no te lo discuto. El paso principal lo tienes que dar tú, el resto es como un atleta que se prepara para las olimpiadas, día a día tiene que entrenar para lograr ser el mejor y ganar. El primer paso lo das tú, luego tu coach o entrenador personal emocional, junto contigo, te ayudará a que no bajes la guardia en la carrera de la felicidad para lograr tu bienestar personal y emocional.

 

Descubrirás día a día lo magnifico/a que eres, mediante tu proceso de entrenamiento e invertirás tu tiempo en reinventarte de nuevo y aprender de la experiencia, aunque haya sido negativa. De nada sirve mantenerte anclado en un pasado que no puedes cambiar, alimentándote de emociones que no son reales y que debilitan tu mente para tomar las decisiones correctas. Vivir refugiado en un pasado, es una actitud que denota la falta de valentía para vivir en el presente, aunque sea con el dolor, que poco a poco irá evaporándose en la medida que seas capaz de entender tus emociones y reeducarlas como hemos dicho anteriormente.

 

Aceptar la realidad, es el primer paso para querer que sucedan cosas nuevas en tu vida

Leer más 0 comentarios

No tengas prisa

La próxima vez que comiences a verte con una persona, permite que haya un camino de ida y vuelta fluido entre los dos. Si todo va bien, la relación por sí sola irá tomando color y llegará a buen puerto. Y si éste no es el caso, mejor intuirlo cuanto antes y seguir nuestro camino.

 

No fuerces la situación

 

Querer enganchar a alguien contra su voluntad o cuando no es su momento, indefectiblemente, nos dejará un sabor amargo y en soledad, nuevamente. Trata de no definir lo que está sucediendo, hasta que el tiempo y la sucesión de hechos vayan señalando hacia dónde se dirigen.

 

Puedes tener mucha necesidad de estar acompañado/a o de vivir enamorado/a, pero tal vez la próxima persona que se te acerque o que te guste no sea la indicada. O tal vez, a quien consideras “alguien para verse cada tanto” termina conquistando tu corazón.

 

¡Déjate sorprender!

Leer más 9 comentarios

¿Por qué siempre acabo con el mismo tipo de persona?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si pensamos que “el amor duele” y creemos que entre más duele, más amamos, podemos ponernos a menudo en situaciones carentes, conflictivas o que no nos llevan a nada sino a más dolor y confusión. 

 

En realidad lo que nos duele no es el amor que esperamos nos den los demás, sino precisamente la falta de él hacia nosotros mismos, en nuestra inhabilidad para entendernos, conocernos y descubrir nuestras cualidades y aprender a compartirlas.

 

Si buscamos el amor esperando que el otro o la otra "me haga feliz" o "para que mi vida sea mejor", es estar esperando que alguien venga y llene la propia carencia afectiva. Bajo esta situación, quizá nos enamorarnos fácilmente de muchos o muchas, según el caso, pero ese tipo de relaciones que se buscan “para sentirse bien uno” suelen crear dependencia y mucho dolor emocional, porque, en el fondo, lo más seguro es que atraigas a tu vida a alguien carente afectivo (por eso lo de que semejante atrae semejante), es decir, que atraerás a una persona que también necesitará llenarse de los demás.

 

Si buscamos el amor con desesperación, lo único que estaremos haciendo es ahuyentándolo. El amor es un sentimiento espontáneo, es una acción de dar y compartir nuestras bellezas y grandezas, de dar lo más hermoso de nosotros, sin estar esperando retribución. Pero dar sin estar esperando recibir sólo llega cuando aprendemos a aceptarnos, amarnos y respetarnos, cuando encontramos nuestras propias genialidades y grandezas, entonces podemos compartir nuestras virtudes y muchos o muchas vendrán a querer compartir lo que somos. 

0 comentarios

Cómo es tu relación de pareja

Leer más 1 comentarios

¿Cómo definir una relación ideal?

 El primer paso para definir una relación de pareja está en preguntarnos a nosotros mismos..¿para qué quiero una relación de pareja?

 

Encontrar el norte de la pareja es saber qué quiere construir cada uno y para qué quiere hacerlo. A veces, algo sencillo muestra grandes diferencias entre dos personas. Si quieres que de verdad funcione pon manos a la obra para tomar conciencia de dónde estáis cada uno en este momento y hacia dónde vais, vosotros y la relación.

 

¿Qué es importante en la relación? ¿Qué os motiva a cada uno para estar ahí? ¿Cuál es el "valor personal" prioritario para ti? ¿Y para la pareja? 

Si tus valores personales entran en conflicto con la otra persona, ¿cuáles serían los costos para ambos? Observa y evalúa, busca el mapa común entre vuestros enfoques de vida y decide si la relación aportará energía y fuerza, o por el contrario, debilidad y cansancio.

 

¿Cuál es el contexto de origen de cada uno?

Cada persona pertenece a una familia, una cultura, un entorno con un aprendizaje y visión del mundo diferente. En ocasiones, incluso, contrapuestos. La forma de pensar y actuar está impregnada de esas vivencias. Las verdades que cada uno siente vienen aprendidas, muchas de ellas, desde ese contexto.

 

Cada uno de nosotros tenemos unos lazos familiares que nos mantienen vinculado a nuestros orígenes, por tanto ¡abre tus ojos a otra forma de mirar! ¿De dónde proviene cada uno? ¿Qué acontecimientos importantes se produjeron en vuestras familias? ¿Cómo influyen estos hechos en vuestra forma de guiaros en el presente? ¿Has tomado conciencia de dónde procede cada uno? ¿Cuáles son los posibles puntos de futuros desencuentros? ¿Dónde será importante poner el centro de atención?

Nuestro sistema de familia determina en mayor o menor medida cómo cada persona afronta su vida. Para poder entender al otro, se hace necesario abrir el foco como si se tratase de un zoom, para ver más allá de lo aparente.

 

¿Qué me aporta la otra persona? ¿Qué puedo aprender o cómo puedo crecer?

Después de entender hacía dónde va esa pareja, si camináis juntos y vuestra procedencia, podrás saber vuestras coincidencias, los puntos comunes y las posibles áreas de desencuentro. Desde esta posición ya puedes establecer hacia dónde vas y dónde estás. Ahora queda hacer el camino. Aprender es la clave. Las relaciones, ya sean de pareja o de otro tipo, permiten aprender de nosotros mismos. Aprovecha la oportunidad de crecer como persona, de avanzar un escalón. A veces, la persona que llega a tu vida estará algún tiempo; otras veces estará mucho más. Sea en uno u otro caso, si te enfocas en observar qué puede ayudarte en hacer tu propio camino y, al mismo tiempo sin perder el norte, el resultado será mucho más satisfactorio.

 

5 comentarios

Conoce a  nuestra Love Coach.   Remedios Gomis